...

...

jueves, 20 de julio de 2017

DÍA DEL AMIGO

Resultado de imagen para romance sonámbulo imágenesPor Dardo Juan Calderón.

 AMICUS PLATO Y PUNTO
  La Argentina fue un intento de Nación inconcluso.  Desgajada en la desidia  de aquel Imperio Católico y sin saber a ciencia cierta ni cuál era su frontera, se entregó a un continente físico que sin hacer apostasía de su fe en el plano individual, no encontraba razón alguna para ser un todo espiritual. Buenos Aires con sus entrañas de contrabandista piadoso buscaba un progreso comercial y en pos de ello ensayaba en la anarquía la dependencia con el Imperio Protestante o el juego macabro del jacobinismo en boga. Las provincias se replegaban sobre sus jefes naturales  y en todos campaba un sentimiento huérfano y mostrenco, que de alguna manera, nunca se ha disipado del todo.


  Es ajena a nuestra personalidad la idea de una amicitia griega. El talante se forjó en las camaraderías del combate, de la logia  o del negocio, sabidos que lo político es un botín de partidos. Rosas inauguró un proyecto de la Argentina Gaucha que aunque se pretendía  fundada sobre la concreta pertenencia a la tierra – como era en su caso-  el hecho de encontrarse con una tierra baldía circundando un puerto maloliente, no pudo evitar el egoísmo  descastado de un hombre que, por el contrario, se hacía él dueño y no tributario de la tierra que pisaba, en un tiempo en que aquello ya comenzaba a expresarse en términos de escrituras notariales y no en la entrega amorosa al paisaje que conforma al “paisano” con los años y el trabajo. Fabio y Don Segundo representarán estos tipos, sabido el muchacho que la aceptación del título de propiedad lo convertía en un “pituco” y lo alejaría irremediablemente de aquel gaucho amigo que era desalojado por los alambres hacia un destino de sombras.  La Argentina, con sus provincias empobrecidas abandonaba su providencial Caudillo pues cada uno defendía su título y no la tierra.
  Luego vino la Argentina pituca, asentando sus pertenecías de casta por participación en aquellas faenas ingratas como la guerra del Paraguay y la Campaña del Desierto. Todos tenían sabido que el poder se iba a repartir entre estos camaradas y parte de los Federales, a pesar de lo injusto de aquella guerra (el grupo de Mansilla) entraron para no quedar fuera. Devinieron masones como suele pasar a todos los entrismos.  Pero el nexo era aquella camaradería soldadesca de una empresa turbia que se continuaba en turbios negocios practicados por gentlemans.
  Por fin devino la Argentina guaranga. La de Perón.  La famosa “bolsa de gatos”, donde aquella complicidad pituca con visos de caballerosidad pasó a expresarse en esa típica complicidad de compadres, en la camaradería de perros en jauría que se muerden por el botín y luego se “olen los culos” y siguen al trote la próxima presa; en una “jugada de astucia”, que aunque ganaba en cinismo lo que en los otros tenía de hipocresía, desbarrancaba el instinto desde sus continentes formales a la grosera expresión de una revancha con la bragueta. 
  En fin. Aquello de “amigo de Platón, pero más amigo de la Verdad”, nunca fue nuestro. El credo argentino se basa en esa amistad con Platón y punto, dejando la verdad para otro momento en que el partido se consagre y se afirme. Es decir para nunca. Ya que la propia esencia de la unión se basa en esos códigos de camaradas que nunca se deberán romper y que une a los pillos que han participado de una misma faena que jamás debe ponerse en juicio. Más claro; siempre se ha tratado de dos amigotes que han ido de juerga, de no pisarse la manguera entre bomberos. Unos a otros se palmean en la espalda y se desprecian más o menos secretamente.
   Este tono que hoy los extranjeros comienzan a notar en personalidades como el Papa Francisco ha coloreado todas las expresiones, el mismo Vaticano es un asunto de amigotes de farra. El argentino tiene como verdad fundamental esta fidelidad a la amistad de trapisondas, de movidas, de cálculos y de astucias, a la que no me animo a llamar mafiosa,  ya que pertenece más al rubro de las estafas y cuentos del tío que a los delitos duros y puros del escopetazo. Es más importante para nosotros el ser amigote que el ser veraz.
  El resultado final es simple. La verdad en todos los planos sólo ha podido ser cultivada por solitarios, excluídos y excomulgados. Por esa clase de tipos que no gustan de las picardías en patota ni suspenden el juicio certero por una movida que lo omite o reinventa en pos de una “jugada”. En ámbitos católicos esta tendencia tiene el útil disfraz que prodiga el fariseísmo, y será la “caridad” la que justifique el no pisarle el poncho al que te puede dar una mano, por más hereje y sotreta que sea.  
    El “pensamiento” argentino nunca estuvo en la búsqueda de una verdad sincera (incluyo al nacionalismo en su casi totalidad). Siempre fue parte de una “movida” que oculta el juicio y que sólo se lo permite en el secreto de la intimidad con algunos vinos de por medio. La verdad es incorde a este espíritu de falsa camaradería que sabido de ser furgón de cola, sólo busca el interés personal. La verdad pasa a ser un “chisme” que se gasta en el susurro, o en el mejor de los casos, materia de confesión como el pecado.
  El catolicismo argentino, siempre enancado en un poder político esencialmente liberal, ha cultivado la expresión del testimonio de Cristo en el doble discurso de un Jesús pastelero que se propone como conveniente para el orden público - cualquiera que este sea - reservando la Verdad para el ámbito hogareño y justificado en no ser incorde con los “muchachos” que por venir de fondo cristiano, mientras se llenan los bolsillos y regentean este prostíbulo, tienen una virgencita guardada en el cuarto. No quieren darse por enterados en público lo que saben en privado, y como por segunda naturaleza han instalado la astucia – talante nacional que hoy se exporta- en lugar de la prudencia; siempre están a la espera de reintegrarse de su doblez cuando la “estrategia” dé frutos.
   Acompañan un poco chispeados en la previa al amigote hasta la puerta del bulo y fingen un dolor de panza para pegar la vuelta a la casa, para mañana, entre las cuitas de la hazañas oscuras que se comparten entre risitas vergonzosas, deslizar un consejo  de expiación que el otro recoge desde el recuerdo de una abuelita piadosa, lo que le asegura al alcahuete unos meses más en el puesto. El domingo lleva los chicos a Misa, sin saber bien si explicar la jugada es peor o mejor, consciente de que ya lo miran de reojo; de última… la vieja sigue siendo íntegra…  pero antes de entrar, toman al mayorcito y le dicen: “No digas lo que has escuchado en casa, ni hagas caso a todo lo que cura dice”.
   En ruedos tradis, el Summorum Hipócritum permitió a gran parte de las feligresías que se entusiasmaran con volver al ruedo social del gatopardismo y poder aflojar sus puestas y sus cintos. La sensación de volver a formar parte del concierto con las más disímiles ideas y propósitos, pero poder compartir el hecho social de la misa del domingo sin culpas ni sanciones y saludarse desde los bancos, sólo era nublada por algunos actores que extrañábamos aquella “unívoca” y certera condición de excomulgados.
    Una vez más y para festejar el día del amigo, me gano el sayo de incorde, pero nada mejor que un poeta para explicarme:


Compadre, quiero cambiar 
mi caballo por su casa, 
mi montura por su espejo, 
mi cuchillo por su manta. 
Compadre, vengo sangrando, 
desde los montes de Cabra. 
Si yo pudiera, mocito, 
ese trato se cerraba. 
Pero yo ya no soy yo, 
ni mi casa es ya mi casa. 
Compadre, quiero morir 
decentemente en mi cama. 
De acero, si puede ser, 
con las sábanas de holanda. 
¿No ves la herida que tengo 
desde el pecho a la garganta? 
Trescientas rosas morenas 
lleva tu pechera blanca. 
Tu sangre rezuma y huele 
alrededor de tu faja. 
Pero yo ya no soy yo, 
ni mi casa es ya mi casa. 
Dejadme subir al menos 
hasta las altas barandas, 
dejadme subir, dejadme, 
hasta las verdes barandas. 
Barandales de la luna 
por donde retumba el agua.



23 comentarios:

  1. Ta bueno che.

    A todo esto, el cabeza de rodilla del Wanderer cada vez hace más público el asco que le tiene a la Fraternidad.
    Está para encontrarselo de noche y sin linterna...

    Bernardo Calabrese

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En su última entrada borró una frase sobre la posición de la FSSPX, a la que tacha de ultramontana, y la acusa de considerar a los papas preconciliares como semidioses. En un comentario reconoce su "error". Después de eso, debe haber modificado el artículo.
      No es más maricón porque no le da el tiempo.

      Eliminar
    2. Se encuentra identificado con Müller, en lo que estoy perfectamente de acuerdo. Llamaron un argentino iletrado porque creían que ellos iban a mover los hilos del títere, y la vaca se les hizo toro. Ahora rezongan con razones parlamentarias contra el "absolutismo" de Napoleón que se los está ensartando como brochete. Realmente me hacen cagar de risa sus mohines y pucheros: "llorarás como mujer lo que no supiste defender como un hombre". Manga de afeminados. ¿Así que el problema es el "poder"? ¿No será la falta de huevos?

      Eliminar
    3. El blandengue dice que el problema no es el concilio, sino el sobredimensionamiento del papado (es decir los últimos mil años de la Iglesia). Hay que reconocer que por el culo, este sí sabe de sobredimensionamientos.

      Eliminar
    4. Van varias veces que lo obligan a corregir (una vez que se destapó con San Pio X y otras linduras) y me tinca que yo sé quién es el corrector... Ahora le han dicho: "al que querés putear es al Cocodrilo, no a la FSSPX, ¡borrálo choto!¿qué culpa tienen ellos de lo que dice el saurio?" Pero sabe que se come un manporro.

      Eliminar
    5. Ja, ja,ja. Pero si es un pobre tipo. A mi me produce una mezcla de repulsión y de lástima. Él escribe contra los que no tiene cerca o que no pueden o quieren defenderse. Una vez escribió un artículo de mierda y yo, sin saber quien era, averigué y lo llamé por teléfono desde Buenos Aires para putearlo. Se cagó encima y no podía articular palabra. A los veinte minutos había borrado el artículo. Pero como yo voy con alguna frecuencia a Mendoza ya lo encontraré personalmente y me va a tener que dar algunas explicaciones.

      Antonio Torres.

      Eliminar
    6. ¿y al kroko rapaz con Rosas quien lo corrige?

      Eliminar
    7. Don Antonio: Yo creo que ni él mismo sabe bien lo que dice y muchas veces se sorprende ofendiendo, cree que lo van a aplaudir por ser tan original y no que lo quieren cagar a patadas. Es un ideólogo, no tiene la más mínima idea de lo que son las realidades concretas. Cree que con Bouyer ha descubierto el aujero del mate y ha adquirido con él un esquemita que lo explica todo tan simplemente, que no entiende cómo puede ser que no lo veamos. Me parece que amanece pensando que tiene una idea que nos va a unir a todos, una síntesis perfecta, y el mismo se sorprende con que lo cagan a puteadas cuando tiene tan buenas intenciones. El ideologismo también es ingenuo. Uno por el contrario, sabiendo las implicancias, sabe a quién va a calentar y se prepara para ello.

      Al anónimo: no entiendo bien, ¿qué tengo que corregirme con Rosas?

      Eliminar
    8. Su comentario sobre Rosas me recuerda a Castagnino que socapa de defenderlo lo ataca, conjuntamente con ello defiende a los paraguas y a los muslimes.

      Eliminar
    9. No sea mal pensado, Rosas fue más grande que su pais y su intento de enorme sabiduría política, fracasó por el sabotaje liberal y porque el argentino ya había sido ganado por un tiempo infame.

      Eliminar
    10. Ya vi, la redacción se presta a equívoco, ese "hombre egoista" no se refiere a Rosas, sino al ciudadano argentino, Rosas es víctima de ese hombre egoísta. Disculpe.

      Eliminar
  2. Muy buena la entrada. Hace poco conversaba con un amigo profesor acerca de cuan verdadera es aquella afirmación de que Argentina nacio católica. Me parece que es una generalización de la fe de algunos, pero en general prevalecen las características que ha esbozado ud.

    Basilio Grant

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tuvimos suficiente con el connubio Bea-b nai b rith y su hija nostra aetate luciferina que ahora también tenemos que soportar esto:

      http://catapulta.com.ar/?p=3769
      “El Presidente de la República acaba de enviar al Congreso Nacional un proyecto de ley de “Libertad Religiosa” que ha sido elaborado sigilosamente en la Secretaría de Culto del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto. Y digo sigilosamente porque yo me enteré por casualidad, llamé al Director Nacional de Culto Católico, el Dr. Luis Saguier Fonrouge, que me dijo que él ignoraba que existiese este proyecto, dato que después me confirmó personalmente además.

      También me enteré de que la Comisión Permanente del Episcopado lo había considerado y habría dado su aprobación o por lo menos su “nihil obstat”. Yo pienso que un proyecto de ley de “Libertad Religiosa” debería ser conocido por todos los obispos y debatido en la Asamblea Plenaria para finalmente requerir el voto libre de todos. Así se procede en las cuestiones importantes, y esta lo es.

      Eliminar
    2. Nooo, que no consulten a los Obispos o va a salir peor!!!

      Eliminar
  3. Por favor saquen el capcha que está relento, algo pasa en el sistema que varios se están quejando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo idea cómo se saca, soy un nabo cibernético.

      Eliminar
    2. ...a mas de "saurio"...

      Eliminar
    3. Tal vez Augusto sepa, en el blog NCSJB no lo tienen.

      Eliminar
  4. ¿Cómo puede ser que a un católico le moleste la proclamación de la Inmaculada Concepción?
    O yo definitivamente no entiendo nada, o es para cagarlos bien a trompadas a todos esos maricones.

    Bernardo Calabrese

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que a los lectores del otro blog les cuesta una barbaridad creer en el dogma de la Inmaculada Concepción, parece que lo creen porque no tienen más remedio ya que es una carga intolerable atribuible a la exuberancia dogmática la de los papas megalómanos. Imagino que el que la Virgen en Lourdes lo haya aprobado también debe parecerles inoportuno.

      No sé porqué me parece que el otro blog debe estar a cuatro manos censurando comentarios.

      Eliminar
    2. Y en el conciliá bulo no le aceptaron la advocación María Medianera de Todas las Gracias por no "ofender" a los protestontos....!!! que manga de Traidores!

      Eliminar
  5. ¡Excelente artículo!

    Nicolás Corrado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo.
      ¿Con "sello" o sin "sello?

      Eliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.